La fórmula uno abrirá una nueva frontera este fin de semana con el Gran Premio de la India, en el que a Red Bull, la escudería dominante, que arrasó con todos los honores, le gustaría que Mark Webber se apuntase su primera victoria del año.

Webber, y el resto de los competidores, han sido eclipsados por la sombra de su compañero de equipo Sebastian Vettel, quien se aseguró tempranamente su segundo campeonato mundial seguido. Pero el equipo quiere premiar al australiano por su aporte a la conquista del campeonato de fabricantes.

"Queremos terminar el año con una nota positiva. Sería lindo que Mark ganase la carrera" del domingo en Nueva Delhi, expresó el director del equipo Christian Horner. "Vamos a atacar en las últimas carreras del campeonato. Podemos hacerlo ahora que todo está definido".

Vettel ya tiene el título en el bolsillo, pero todavía hay incentivos para que procure más victorias en las últimas tres carreras de la temporada. Para empezar, si ganan las tres igualará la marca de 13 triunfos en un año en poder de Michael Schumacher. Y si consigue otras dos pole positions empatará la marca de 14 que fijó Nigel Mansell en 1992.

"Conozco la historia del deporte y los números de cada piloto", dijo Vettel. "Me gusta que de vez en cuando se mencione mi nombre, pero no me fijo como objetivo unan cierta cantidad de victorias. No corro para generar estadísticas".

El principal obstáculo de Vettel en su cita con la historia podría ser McLaren, que ha mejorado mucho en los últimos tiempos, apuntándose una victoria y una pole position en las dos carreras más recientes.

En teoría, el Circuito Internacional Buddh, situado en Noida, en las afuera de Delhi, favorece a los autos más veloces en las rectas y que se desempeñan mejor cuando hay poco agarre. Los más beneficiados podrían ser los McLaren, los Mercedes e incluso el Force India.

"Espero algo emocionante, creo que todos lo esperamos", declaró el director de McLaren Martin Whitmarsh. "Nunca corrimos en esta pista, en este país. Va a ser interesante".

"Nos sentimos fuertes en Japón y nuevamente en Corea, pero los Red Bull hicieron un buen trabajo. Ahora esperamos amargarlos en la India", agregó.

Se espera buena asistencia de público, que podrá alentar al piloto local Narain Karthikeyan. El indio reemplazará por una carrera a Vitantonio Liuzzi en la escudería Hispania.

Karthikeyan dice que correr en su país será "una experiencia única" y se mostró sorprendido con el circuito, diseñado por Hermann Tilke, quien planificó la mayoría de las pistas surgidas a medida que el circuito se fue expandiendo fuera de Europa.

"Copiaron lo mejor de otros circuitos y lo pusieron aquí. Hay muchas curvas de mediana velocidad y una recta larga. En algunos sitios es bastante ancho", expresó.

"Hay muchas subidas y bajadas. Y en la recta principal subes y bajas, subes y frenas. Quedó muy bien", manifestó Karthikeyan.

Si bien a Karthikeyan se le dio la oportunidad de correr frente a su público, Lotus optó por no emplear a su piloto suplente indio Karun Chandhok. Dijo que correrá en los ensayos del viernes únicamente, pues el equipo quiere apelar a la experiencia de Jarno Trulli y Heikki Kovalainen para sumar valiosos puntos en el campeonato de fabricantes. En las últimas carreras habrá millones de dólares en juego, dependiendo de la ubicación final de una escudería en el campeonato.