El Gobierno de Tailandia advirtió hoy que áreas de Bangkok estarán inundadas hasta más de un mes a causa de la tromba de agua que supera los diques levantados en el perímetro para evitar que la capital se anegue como la meseta central del país.

"Después de examinar la situación, creemos que podemos vernos en el peor de los escenarios debido a la ruptura de los diques y un flujo mayor del que esperamos", dijo la primera ministra, Yingluck Shinawatra, en conferencia de prensa.

Yingluck precisó que en Bangkok el nivel del agua alcanzará un máximo de 1,5 metros en diversas áreas, incluida en la que se aloja el principal distrito financiero y comercial de esta metrópoli en la que residen unos 12 millones de habitantes.

"La gravedad de las inundaciones va a depender de la altitud de cada zona de capital", subrayó la jefa del Gobierno.

Este nivel es inferior al registrado en muchas zonas de las 28 provincias de la meseta central que permanecen anegadas desde hace ya más de tres meses por dos y tres metros agua.

" La situación en Bangkok no será tan seria como en otras provincias. No vamos a ver inundaciones de dos y tres metros de agua"", puntualizó Shinawatra en un mensaje televisado dirigido a la población.

El Gobierno ha ordenado a las Fuerzas Armadas proteger las plantas eléctricas, palacios y las instalaciones de la capital consideradas estratégicas, para evitar la paralización del país y que el caos se apodere de Bangkok, a cuya población ha dado vacaciones hasta el próximo martes con la finalidad de que pueda afrontar la situación.

Las autoridades elevaron a 377 el número de muertos causados por la persistentes inundaciones que comenzaron a finales del pasado julio, mientras que al menos 113.000 personas están cobijadas en centros de acogida por haberse visto obligadas a abandonar sus hogares.

La imparable tromba de agua obligó ayer martes a las autoridades a cerrar el aeropuerto capitalino de Don Muang, situado a unos 20 kilómetros al norte de Bangkok y una de las instalaciones en las que volcaron esfuerzos para proteger de las inundaciones.