El primer ministro Silvio Berlusconi llegó el miércoles durante la noche a un acuerdo con sus aliados del Parlamento sobre más drásticas medidas de emergencia exigidas por la Unión Europea.

La ministro de Educación, Mariastella Gelmini, dijo por un canal de televisión privado que Italia aumentará gradualmente la edad de jubilación de 65 a 67 años para el 2025.

El acuerdo logrado con la Alianza del Norte evita una inmediata crisis en el gobierno que pone en riesgo el liderazgo de Berlusconi y que podría darle nuevo ímpetu para la cumbre de la UE que se realiza el miércoles con el objeto de salvar al euro de una crisis generalizada a causa de la deuda.

Versiones noticiosas indicaron que Berlusconi y el líder de la Liga del Norte Umberto Bossi llegaron a un acuerdo sobre pensiones, las cuales eran exigidas por la UE, las cuales serán anunciadas horas después.