Argentina dispuso hoy que las petroleras y mineras deberán liquidar en el país las divisas de sus exportaciones, en momentos en que las autoridades monetarias buscan frenar la tendencia alcista del dólar en el mercado local.

La medida fue dictada por un decreto de la presidenta argentina, Cristina Fernández, que anuló normativas que permitía la libre disponibilidad del 70 por ciento de las divisas obtenidas por las exportaciones de crudo, gas, combustibles y minerales.

El cambio fue hecho "con la finalidad de otorgar un trato igualitario respecto de las demás actividades productivas, como por ejemplo" las de los exportadores de granos y alimentos, señala el decreto publicado hoy en el Boletín Oficial del estado.

El Banco Central argentino, cuyas reservas suman hoy 47.761 millones de dólares, ha vendido unos 1.000 millones en los últimos siete días frenar el alza de la moneda estadounidense en el mercado local de cambios, donde se cotiza a 4,26 pesos por unidad.

Los expertos coinciden en que el instituto monetario argentino tiene poder para impedir ataques especulativos contra el peso, pero aconsejan tomar medidas para frenar la fuga de capitales, calculada en unos 22.000 millones de dólares para este año por la consultora Ecolatina.