Un tribunal de Buenos Aires dictará el miércoles sentencia en el juicio contra el exmarino Alfredo Astiz y 17 acusados por delitos de lesa humanidad cometidos en la mayor cárcel de la dictadura argentina, entre ellos la desaparición de dos monjas francesas, informaron hoy fuentes judiciales.

Con el veredicto del Tribunal Federal 5 concluirá un proceso de 22 meses de audiencias en el que declararon unos 250 testigos por casos de secuestros, torturas y desapariciones de detenidos en la Escuela Superior de Mecánica de la Armada (ESMA) de Buenos Aires.

La Fiscalía ha pedido condenas de prisión perpetua (25 años de cárcel sin opción a libertad condicional) para Astiz y otros trece exmarinos mientras que para el resto reclamó 25 años de detención.

Astiz, apodado "el ángel de la muerte", se ha declarado víctima de una "persecución política" y reivindicado la represión política desatada por la dictadura (1976-1983) al hacer su último alegato, el 14 de octubre pasado.

El "ángel de la muerte", antiguo jefe de un grupo paramilitar, es acusado por el secuestro y desaparición en 1977 de las monjas francesas Leoni Duquet y Alice Domon, delitos por los que en 1990 había sido condenado a prisión perpetua por un tribunal de París que le juzgó en ausencia.

También se le acusa de los secuestros del escritor y periodista Rodolfo Walsh y de Azucena Villaflor, fundadora de la asociación humanitaria Madres de Plaza de Mayo, entre otras víctimas de los "grupos de tareas" de la ESMA, donde se calcula que albergó a 5.000 prisioneros, la mayoría de los cuales permanecen desaparecidos.

Los restos de Duquet y Villaflor fueron descubiertos en 2005 sepultados como "NN" (desconocidos) en el cementerio de una ciudad de la provincia de Buenos Aires próxima a la costa sobre el océano Atlántico.

Además de Astiz fueron enjuiciados Jorge "Tigre" Acosta, Ricardo Cavallo, extraditado desde España; Jorge Rádice, Adolfo Donda, Antonio Pernías, Juan Carlos Rolón y Raúl Scheller, entre otros exmarinos considerados principales responsables de crímenes de lesa humanidad.

También ocupan el banquillo de los acusados Julio César Coronel, Alberto González, Juan Carlos Fotea, Ernesto Weber, Néstor Savio, Manuel García Tallada, Antonio Montes, Juan Antonio Azic, Pablo García Velazco y Carlos Capdevila.

Los 18 acusados fueron enjuiciados por 85 casos de violaciones a los derechos humanos, en lo que constituye la primera etapa de la llamada "mega causa" de la ESMA, que abarca a otros ocho procesos judiciales pendientes por crímenes en el que fuera el mayor centro de detención ilegal del país.

Entre los procesos judiciales pendientes figura uno en el que se acusa a Astiz por el secuestro y desaparición de la joven sueca Dagmar Hagelin.