El secretario de Defensa de Estados Unidos, Leon Panetta, se negó el martes a decir si el gobierno del presidente Barack Obama desea establecer relaciones militares con Libia tras el derrocamiento y muerte del ex mandatario Moamar Gadafi.

Durante una conferencia de prensa en Japón, Panetta dijo el martes que Estados Unidos tomará su decisión siguiendo las acciones de la Organización del Tratado Atlántico Norte (OTAN).

Agregó que la preocupación inmediata de Washington sobre Libia está enfocada en la posibilidad de proporcionar ayuda médica a los heridos y evitar que las armas caigan en las manos equivocadas.

Panetta manifestó su satisfacción por los esfuerzos de las autoridades japonesas por poner fin al estancamiento en un debate sobre la reubicación de tropas de la Marina de Estados Unidos en la isla del Okinawa, en el sur de Japón.