Estados Unidos lució dominante en ambas ramas del water polo de los Juegos Panamericanos y se aseguró el martes sus boletos para las semifinales.

En la rama de hombres, Estados Unidos derrotó 13-7 a Argentina, con tres tantos de Jeffrey Powers, para lograr una foja perfecta de 3-0 y garantizarse el primer lugar del Grupo B. Así, los estadounidenses avanzaron a las semifinales, donde esperan a su rival, el segundo sitio del Grupo A, que se definirá tras el duelo entre Venezuela y Brasil.

Canadá quedó como líder de ese grupo, luego de doblegar 15-7 a Colombia, con tres anotaciones de Nicolas Constantin. La jornada final de la fase de grupos se completaba el martes, con el encuentro Cuba-México.

En los partidos de mujeres, Estados Unidos volvió a devorarse a sus rivales en la piscina y se metió sin apuro alguno a las semifinales.

Las estadounidenses trituraron 19-3 a Cuba y amarraron el primer lugar del Grupo B en un encuentro en el que sólo habrían mostrado un insignificante retroceso: Esta vez no lograron anotar 20 goles.

Melissa Seidemann anotó cinco veces y Kameryn Craig lo hizo en cuatro por las estadounidenses, que tras esta victoria y las palizas anteriores por 20-0 sobre Argentina y por 24-4 ante Puerto Rico, llegaron a seis puntos con 63 goles a favor y apenas siete en contra durante la primera ronda, que concluyó el martes.

Se medirán en la semifinal a Brasil, que se clasificó como segundo del Grupo A con cuatro unidades, luego de doblegar a Venezuela por 10-3 en el centro acuático de Guadalajara, con dos goles de Catherine De Oliveira y otro par de Cristina Beer.

Cuba se medirá a Canadá que, con seis puntos, ocupó el sitio de honor en el A, al vencer 18-9 a México con seis goles de Krystina Alogbo y cuatro de Joelle Bekhazi. México quedó tercero de la llave con dos unidades y Venezuela cerró su participación en la primera ronda con tres derrotas.

También las argentinas sufrieron su tercera derrota en los juegos, por 12-6 a manos de Puerto Rico, en un duelo en que Amanda Ortiz y Anaid Ralat anotaron tres veces cada una, para que el equipo lograra su único triunfo en Guadalajara 2011, lo que no bastó para evitar su eliminación en la lucha por las medallas. Argentina quedó en el sótano del Grupo B, con tres derrotas por amplio margen.