Brasil demostró el martes su condición de favorito y arrolló a Puerto Rico 3-0 para anotarse su segunda victoria consecutiva en el Grupo B del voleibol masculino panamericano.

Puerto Rico sólo pudo aguantar a la potente ofensiva brasileña en el primer parcial. Y aunque tuvo oportunidad de anotarse el set, Brasil acabó remontando para ganar 25-22.

La superioridad del subcampeón olímpico quedó patente en la segunda y tercera manga. Apoyado en un buen servicio y la efectividad de sus contraataques, Brasil se impuso por 25-14 y 25-18.

"Nos enfrentamos con un equipo con experiencia como Puerto Rico y sabíamos que era un juego clave", dijo el capitán brasileño Bruno Rezende. "En el primer set, fallamos mucho en los contrataques. Después el servicio empezó a funcionar y acabó facilitando el trabajo".

Brasil definirá la punta del Grupo B el miércoles frente a Estados Unidos. Aunque con plantillas diferentes, será una reedición de la final de Beijing 2008, en la que los norteamericanos se llevaron la victoria y el oro olímpico.

"Queremos demostrar esa fuerza, esa voluntad. Estamos siempre motivados", señaló el brasileño Gustavo Endrés. "Estamos haciendo nuestro juego. Hemos fallado algunos contrataques, pero tenemos que centrarnos en nuestro juego".

Puerto Rico quería amarrar un set contra los brasileños, pero no fue posible. Los boricuas suman dos derrotas, tras caer el lunes frente a Estados Unidos.

Pero mantienen sus opciones de superar la primera fase, ya que cayeron en cinco sets frente a los norteamericanos y cuentan con dos puntos.

"Siempre es complicado jugar contra Brasil, en mi opinión el mejor equipo del mundo", señaló el puertorriqueño Juan Figueroa. "No estamos muy contentos con el resultado, pero a la misma vez sabemos que estamos jugando contra un contrincante bien grande".

"Todavía no estamos fuera. Creo que en la segunda ronda nos podemos llevar a cualquiera y llegar a las medallas", agregó.