Las acciones del proveedor de contenidos audiovisuales Netflix se desplomaban hoy más del 26 % después del cierre de la sesión en Wall Street como reacción a la difusión de sus resultados empresariales, en los que reveló una pérdida de suscriptores mayor a la prevista.

Una hora y media después del cierre de la jornada regular en el mercado Nasdaq, los títulos del popular videoclub "en casa" perdían el 26,19 %, con lo que restaban 31,13 dólares para colocarse en los 118,84 dólares en esas operaciones electrónicas.

La firma con sede en Los Gatos (California, EE.UU.) registraba esa fuerte caída en bolsa después de revelar que perdió más de 800.000 suscriptores en EE.UU. en el tercer trimestre de 2011, por encima de los 600.000 que había pronosticado en septiembre pasado, cuando anunció una subida de tarifas del 60 %.

Ese aumento de precios provocó que entre julio y septiembre pasados la empresa tuviera 23,8 millones de clientes en EE.UU., comparado con los 24,6 millones del trimestre precedente, de modo que en todo el mundo -que incluye Canadá y América Latina- cuenta con 25,3 millones de suscriptores, por debajo de los 25,6 millones del segundo trimestre.

Por otro lado, la compañía anunció hoy la entrada en Reino Unido e Irlanda a partir de principios de 2012, un lanzamiento que reconoció que le reportará pérdidas, lo que no fue bien recibido entre los inversores de Wall Street.

El proveedor de contenidos audiovisuales registró un beneficio neto de 190,9 millones de dólares entre enero y septiembre de este año, un 68 % más interanual, al tiempo que sus ingresos ascendieron a los 2.329 millones de dólares, un 48 % más interanual.

Por lo que se refiere a los resultados del tercer trimestre, a los que más atención prestaban hoy los analistas estadounidenses, Netflix ganó 62,46 millones de dólares (1,16 dólares por título), comparado con los 37,96 millones (70 centavos) que registró en el mismo periodo del ejercicio precedente.

Su facturación entre julio y septiembre ascendió a los 821,8 millones de dólares, comparado con los 553,2 millones del mismo periodo de 2010.

Esos resultados tuvieron una muy mala recepción en Wall Street, donde Netflix se ha desplomado un 57,03 % en los últimos tres meses y un 32,36 % desde que comenzó el año.