Juventus volvió el martes a la cima de la tabla de posiciones al imponerse 2-1 al Fiorentina en cotejo de la Serie A del calcio italiano.

La Juve quedó con 16 puntos, seguida por Udinese con 15 y Lazio 14, que deben jugar el miércoles.

El defensor Leonardo Bonucci puso en ventaja a la Juve a los 13 minutos al aprovechar un balón no particularmente violento que se le soltó al portero, el polaco Artur Boruc. Aumentó Alessandro Matri a los 65.

El volante montenegrino Stevan Jovetic le dio el empate a Fiorentina a los 57 minutos, al clavar el balón dentro del arco juventino, tras recibir un pase del peruano Juan Manuel Vargas.

Poco antes, Boruc había salvado su arco al parar con las piernas un tiro a boca de jarro de Simone Pepe.

En el partido jugado en Turín, el volante chileno Arturo Vidal volvió al centro de la cancha. No jugó en el encuentro anterior por estar lesionado. Jugó un buen partido, tanto en el ataque como en la defensa, y no fue sustituido sino hasta los 88 minutos.

La Juve se retiró al descanso con un solo gol a favor, muy poco para todo lo que hizo en la cancha, con numerosas ocasiones de peligro ante una Fiore que sólo se defendió, y a menudo mal en la primera parte del encuentro.

Pero la Fiore cambió totalmente para el segundo tiempo, aunque sólo entró de cambio el atacante Alberto Gilardino.

Pero fue sobre todo la actitud de Fiorentina la que cambió, que luchó y que consiguió incluso un gol, pero después vino el segundo de la Vecchia Signora.

Fue un partido delicado para el técnico de Fiorentina, Sinisa Mihajlovic, ya que el club se encuentra en la mitad de la tabla de posiciones con nueve puntos, con dos victorias, tres derrotas y tres empates.

Antes del encuentro, Mihajlovic dijo que "nosotros estamos siempre en discusión", pero reconoció que "si no llegan los resultados deseados, es justo que me despidan, pero por supuesto que yo no daré la dimisión, lucho siempre hasta el final".

Fiorentina no se ha retirado con un triunfo del estadio de Juventus en los últimos tres campeonatos, con tres derrotas y cuatro empates.

El miércoles jugarán Atalanta-Inter, Cesena-Cagliari, Chievo-Bologna, Genoa-Roma, Lazio-Catania, Milan-Parma, Napoli-Udinese y Novara-Siena.

La nueva fecha del calcio se concluirá el jueves con Palermo-Lecce.