La fabricante Harley-Davidson Inc. ha retirado cerca de 308.000 de sus motocicletas, la mayoría en Estados Unidos, para corregir un problema de interruptores que puede causar fallas en las luces del freno e incluso en los frenos traseros.

La compañía informó en documentos entregados la semana pasada a la Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en las Carreteras que los interruptores de las luces de frenado pueden estar expuestos a demasiado calor emitido por el sistema de escape, lo que podría causar una falla en las luces. El problema, agregó el documento, además puede causar fuga de fluidos y pérdida de los frenos traseros.

El problema afecta las motocicletas Touring, CVO Touring y Trike, modelos de 2009 hasta 2012. Los vehículos fueron fabricados entre el 6 de junio de 2008 y el 16 de septiembre de 2011.

Harley dijo que notificará a los dueños de las motocicletas sobre el retiro de las unidades. Los concesionarios instalarán un interruptor para la luz trasera de frenado de manera gratuita.

El retiro afecta aproximadamente a 251.000 motocicletas tan solo en Estados Unidos, y el resto en otros países.

Harley dijo haber detectado el problema en junio de 2010 al obtener un informe sobre una motocicleta modelo Trike que perdió los frenos traseros debido a la falla. La compañía inició con las investigaciones, y en julio de 201 envió a los investigadores a una concesionaria en Louisiana para que revisaran otra motocicleta que participó en un accidente automovilístico. Harley no ha determinado si el problema causó el choque en Louisiana que dejó a una persona lesionada, dijo el lunes Maripat Blankenheim, vocera de la fabricante. Blankenheim agregó que desconoce qué tan serias son las lesiones que presenta la persona accidentada, pero dijo que Harley no sabe de algún otro accidente ni lesionados.

Harley dijo en los documentos que desde julio de 2010 no ha habido otros informes sobre el problema.