La agencia de calificación de riesgo Fitch anunció hoy que mantiene estable la nota de la deuda soberana de Brasil en BBB con una perspectiva estable.

Brasil tiene a su favor una gran capacidad de liquidez con sus reservas de divisas de 350.600 millones de dólares, su posición de acreedor externo, una política macroeconómica flexible y un sistema bancario sano, según Fitch.

Estas fortalezas permitirán a Brasil superar el período de mayor volatilidad financiera internacional, según afirmó la agencia internacional en un comunicado.

Sin embargo Fitch criticó la debilidad del sistema de crédito de Brasil, la alta deuda pública, la escasa flexibilidad fiscal, la lentitud de las reformas económicas y el gran peso tributario que supone una carga para el ambiente de negocios.

La agencia resaltó que la economía brasileña se desaceleró notablemente en 2011 debido al endurecimiento de las políticas monetaria y fiscal y predijo que el crecimiento económico será moderado en 2012.

BBB es el primer escalón del grado de inversión en la escala de Fitch.