Una enfermera que atendió a Michael Jackson declaró que el cantante le pidió que lo ayudara a obtener el poderoso anestésico propofol.

La enfermera Cherilyn Lee dijo el martes a los jurados que Jackson se quejó de que no podía dormir y le pidió la droga dos meses antes de su muerte.

Lee dijo que inicialmente no tenía conocimientos sobre el propofol, pero que tras hablar con un médico le dijo al cantante que no era seguro usarlo en su casa.

Lee fue llamada como testigo de la defensa del médico personal del Rey del Pop, Conrad Murray, quien se ha declarado inocente de homicidio involuntario. Las autoridades dicen que Murray le proporcionó al cantante la dosis letal de la droga.

Lee dice que Jackson le dijo que había recibido propofol durante una cirugía pero que no mencionó a los médicos involucrados. Agregó que el cantante le dijo que el propofol era lo único que lo ayudaría a dormir.