El precio de las viviendas unifamiliares en las veinte mayores ciudades de Estados Unidos subió en agosto un 0,2 % comparado con el mes precedente, con lo que encadenó cinco meses de ascensos, según cálculos difundidos hoy por Standard & Poor's (S&P).

El indicador Case-Shiller, que elabora S&P para estudiar la evolución de los precios de la vivienda en las diez y en las veinte mayores ciudades estadounidenses, anotó en agosto un avance del 0,2 % en ambos casos y en relación con julio de este mismo año.

En agosto, diez de las veinte ciudades estudiadas por S&P registraron ascensos en el precio de sus viviendas en comparación con el mes precedente, al tiempo que dieciséis vieron una mejora en sus valores en términos interanuales.

De cualquier modo, si se compara con el mismo periodo del año pasado, los precios de la vivienda en EE.UU. bajaron en agosto un 3,5 % en el caso de las diez mayores ciudades del país y un 3,8 % en el caso de las veinte.

Los precios de la vivienda en todas las ciudades estudiadas por S&P, con excepción de Washington, se encuentran por debajo de los registrados en el mismo mes de 2010, pero han ido reduciendo esa diferencia.

"Hubo algo de debilidad en las estadísticas en términos mensuales", reconoció al difundirse esos datos el presidente del Comité de Índices de S&P, David Blitzer, quien, sin embargo, vio un "modesto destello de esperanza" en la mejora de los precios en términos interanuales.

En los últimos meses, la entidad de análisis había advertido que el avance de los precios se debía en gran medida a la temporada en la que se habían producido, de típico aumento en la compra de viviendas, y aseguró que hacían falta mejoras en términos interanuales "antes de que nadie pueda declarar que el mercado se puede estar estabilizando".

En agosto y en comparación con el mes precedente, los principales ascensos en el precio de sus viviendas los registraron Washington (1,6 %), Detroit y Chicago (en ambos casos el 1,4 %), mientras que las ciudades que experimentaron los retrocesos más pronunciados fueron Atlanta (-2,4 %) y Los Ángeles (-0,4 %).

Por otro lado, desde que tocaron sus máximos en junio y julio de 2006, los precios de la vivienda acumulan una caída del 30,9 % y el 30,8 %, respectivamente