Las autoridades nicaragüenses informaron hoy que rescataron una embarcación militar con 29 personas abordo, todas en buen estado, desaparecida desde el pasado domingo en el Caribe del país cuando cumplía labores de evacuación debido al paso de una depresión tropical por la zona.

El jefe de la Fuerza Naval nicaragüense, el contraalmirante Roger González, dijo en una rueda de prensa que encontraron anoche la lancha tripulada por cuatro marinos y con un grupo de 25 pescadores abordo, que era evacuado de la Región Autónoma del Atlántico Norte (RAAN).

La embarcación fue hallada "fondeada" entre Cayos Miskitos y Sandy Bay, y todos sus ocupantes están "bien", aunque seis fueron hospitalizados, cinco de ellos por deshidratación y una mujer por estar embarazada.

"Todos (están) fuera de peligro", resaltó el jefe castrense.

En principio, se informó que los ocupantes de la lancha rápida eran en total 27, pero González precisó este martes que se trataba de 29 personas, entre ellos nueve mujeres, una embarazada, un menor de 13 años y un anciano.

En las labores de búsqueda y rescate, además de tres lanchas rápidas de la Fuerza Naval nicaragüense y un avión E-90 de la Fuerza Aérea, participaron unidades navales de Colombia y Honduras, destacó el contraalmirante sin más precisiones.

El Caribe nicaragüense fue azotado el domingo pasado por una depresión tropical, que obligó a las autoridades a evacuar a cientos de familias en las localidades del Cabo Gracias a Dios y Bismuna, en esa zona del país.

Según la Fuerza Naval, el fin de semana pasado evacuaron a 357 personas en la Región Autónoma del Atlántico Norte ante las amenazas de intensas lluvias que representaba la depresión tropical, que se convertió ayer en el huracán de categoría uno "Rina".

El Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales (Ineter) ha sugerido al Ejecutivo mantener una "vigilancia prudente" en el Caribe y norte del país ente el fenómeno natural, y reiteró del peligro que representa la saturación de los suelos y crecida de los lagos en la costa del Pacífico nicaragüense.

El Gobierno declaró el pasado viernes la máxima alerta ante las amenazas de nuevas e intensas lluvias en Nicaragua, que se encuentra en estado de calamidad desde hace una semana por las precipitaciones que han azotado a la costa del Pacífico y han dejado al menos 16 muertos, 18 lesionados y 148.530 afectados.

Las autoridades de Nicaragua registran 36 muertes en la actual temporada de lluvias, que inició el pasado 21 de mayo.

El huracán "Rina" ganó hoy intensidad al subir a categoría 2, con vientos máximos sostenidos de 160 kilómetros por hora, mientras se aproxima a la costa este de la península de Yucatán (México), informó el Centro Nacional de Huracanes (CNH) de Estados Unidos.