Activistas y periodistas denunciaron el martes ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) que la sentencia millonaria contra el diario ecuatoriano El Universo ha desatado otros 13 procesos legales contra periodistas para llevar a 20 el total.

César Ricaute, director ejecutivo de Fundamedios, acusó al Estado ecuatoriano de incumplir un compromiso adquirido en 2010 ante la CIDH de eliminar los delitos de opinión y agregó que más bien se ha criminalizado la protesta social al elevarse a 192 los dirigentes comunitarios procesados por terrorismo desde 2007.

"Lamentamos que el Estado no haya respondido nuestros cuestionamientos sobre restricciones en cuerpos legales, enjuiciamientos a periodistas y uso de cadenas televisivas para estigmatizar periodistas", dijo.

Rafael Correa, en el poder desde 2007, ha mantenido una relación tensa con varios medios de comunicación que considera de oposición, lo que derivó dos acciones legales de importancia.

El Estado ecuatoriano estuvo representado por una numerosa delegación encabezada por el canciller Ricardo Patiño, quien dijo que "se miente, se habla contra integridad física a los periodistas cuando le roban un celular. Habría que plantear una reforma constitucional en la que todos los ecuatorianos estarían ceñidos a la ley excepto los periodistas, pero tendríamos que llegar al ridículo".

Patiño señaló que el Estado ha fortalecido el derecho a la libertad de expresión, duplicando durante los últimos cuatro años la cantidad de usuarios de internet a 2,6 millones y democratizando el espacio radioeléctrico para que existan actualmente 1.174 concesiones de radio y 446 de televisión, incluyendo 14 frecuencias comunitarias.

"Los descontentos son los grandes evasores de impuestos, que ahora tienen que pagarlos, los tenedores de deuda externa, los grupos económicos monopólicos, las redes de contratistas corruptos y otros caballeros que estaban acostumbrados a un país diseñado para que se atendieran sus privilegios pero no sus obligaciones", agregó.

La primera acción legal fue contra el diario El Universo y su ex director de opinión Emilio Palacio. Fueron sentenciados por injurias a pagar multas que ascienden a 42 millones de dólares y tres años de prisión por la publicación de un artículo en el que responsabilizaron al mandatario de "haber ordenado fuego a discreción y sin previo aviso contra un hospital lleno de civiles y gente inocente".

El artículo se refería al operativo militar en 2010 que rescató a Correa de lo que el propio gobernante calificó de un intento de golpe de estado protagonizado por policías que lo secuestraron en un hospital institucional.

El Universo ha descartado disculparse con el presidente como condición para que el mandatario desista de la querella y ha descrito la demanda como un atentado contra la libertad de expresión.

La otra demanda es contra los periodistas Juan Carlos Calderón y Christian Zurita, autores del libro "El Gran Hermano", en el cual acusan a Correa de haber tolerado una serie de negocios y contratos que el estado tenía con un hermano del presidente.

Calderón, el periodista demandado, solicitó a la CIDH que realice una visita a Ecuador para constatar los derechos y libertades, que la relatora para la libertad expresión haga un seguimiento permanente sobre el país, haga un informe con recomendaciones y que exhorte a Correa a desistir de procesos contra periodistas.

____

Luis Alonso Lugo está en twitter como @luisalonsolugo