Costa Rica y una firma constructora española dirimirán en un centro de arbitraje las diferencias en torno a la construcción y administración de una autopista entre San José y el litoral Pacífico.

El ministro de Transportes costarricense, Francisco Jiménez, dijo este martes al finalizar el Consejo de Gobierno que la demanda es por 44 millones de dólares.

"Es un tema muy delicado. No hemos logrado ponernos de acuerdo con (la empresa) Autopistas del Sol por la vía administrativa, entonces habrá un arbitraje; aunque el caso no está completamente cerrado", dijo Jiménez, quien agregó que hay discrepancias sobre la interpretación del contrato de concesión.

Los encargados de relaciones públicas de la empresa española informaron que los directivos de la misma no se referirán por ahora a la demanda.

El diferendo sería dirimido en el Sistema Interamericano de Resolución de Conflictos, señaló el ministro.

Autopistas del Sol construyó una ruta de 77 kms entre San José y Caldera, en el Pacífico central de Costa Rica, con una concesión por 25 años.

La ruta fue inaugurada en enero del 2010, en la administración de Oscar Arias.

Durante la construcción la empresa española fue acusada por organizaciones privadas y una empresa de ingenieros que supervisaba la obra de serios daños a la ecología y de un mal diseño de las obras.

Algunas comunidades a lo largo de la ruta también han realizado protestas contra la autopista debido al costo de los peajes, a que no existen puentes peatonales para pasar de un lado a otro ni islas para las paradas de autobuses, entre otras denuncias.

La construcción costó 250 millones de dólares, según el sitio web de la compañía española.