Los estadounidenses están cada vez más preocupados por la situación de la economía.

La confianza del consumidor cayó en octubre a su nivel más bajo desde marzo de 2009, cuando Estados Unidos se encontraba sumido en una profunda recesión, según un informe difundido el martes por una organización privada de investigaciones económicas.

La entidad neoyorquina sin fines de lucro The Conference Board dijo que su índice de la confianza del consumidor bajó más de seis puntos en octubre a 39,8, de 46,4 en septiembre. La cifra de octubre fue la peor desde marzo de 2009, cuando cayó a 26,9.

Los economistas sondeados por FactSet habría pronosticado una lectura de 47 puntos. Toda cifra superior a los 90 puntos indica una economía sólida.

Los economistas siguen atentamente la confianza de los consumidores porque el gasto del consumidor suma el 70% de la actividad económica en Estados Unidos.

El índice mide el estado de ánimo del consumidor frente al clima empresarial, el mercado laboral y la situación en los próximos seis meses.

Se había recuperado hasta que cayó a 25,3 puntos — su nivel más bajo — en febrero de 2009, pero ha empeorado al temer los estadounidenses la persistencia de una elevado desempleo, el encarecimiento de los alimentos, ropa y la energía y una economía débil en general.

"La confianza del consumidor se encuentra ahora en niveles no vistos desde la recesión de 2008-2009", dijo Lynn Franco, directora del Centro de Investigaciones Consumidoras de The Conference Board.

El índice de la confianza del consumidor está basado en un sondeo realizado del 1 al 13 de octubre entre hogares seleccionados en todo el país.

Un indicador que mide la actitud de los estadounidenses sobre la economía en el momento del sondeo bajó en octubre a 26,3 puntos de 33,3 en septiembre. Otro, que mide el sentimiento consumidor en un plazo de seis meses, se contrajo a 48,7 puntos de 55,1 puntos en septiembre.