El Banco Mundial (BM) informó el martes que aprobó un préstamo a Uruguay por 260 millones de dólares para apoyar políticas de desarrollo.

En un comunicado, el BM dijo que con este préstamo se apoya el programa de reformas del gobierno de Uruguay "con el fin de consolidar el crecimiento con equidad social y otorga una línea de financiamiento para enfrentar el impacto de la incertidumbre que reina actualmente en el entorno económico internacional".

Penelope Brook, directora del BM para Argentina, Paraguay y Uruguay, dijo que "el gobierno uruguayo busca así adelantarse a potenciales circunstancias internacionales adversas" y que "este tipo de préstamo de libre e inmediata disponibilidad permite responder rápida y flexiblemente a las necesidades expuestas por el gobierno uruguayo".