Los Azulejos no piensan dejar que su piloto John Farrell desempeñe el mismo cargo con los Medias Rojas.

El equipo de Toronto emitió el martes una declaración en la que dice que no permitirá que sus empleados se vaya para ejercer el mismo puesto en otra organización, con lo que básicamente impiden que Farrell dirija a los Medias Rojas.

Los Azulejos afirmaron que querían salir al paso de posibles malos entendidos en torno a su política en relación con la incorporación de empleados suyos a otras organizaciones.

El gerente general Alex Anthopoulos había dicho previamente que el equipo permitiría a sus empleados negociar su posible incorporación a otras instituciones sin restricciones.

Farrell fue instructor de lanzadores durante cuatro temporadas con Boston antes de pasar a dirigir a los Azulejos el año pasado. El equipo tuvo marca de 81-81 en su primera temporada.

Los Medias Rojas están renovándose tras sufrir en septiembre una de las peores debacles en la historia de las grandes ligas, regalando una ventaja de nueve juegos en la lucha por la plaza de comodín de la Liga Americana, y la prensa especuló que podrían estar interesados en contratar a Farrell como mánager, en reemplazo de Terry Francona, que fue despedido.

El gerente general de Boston Theo Epstein, por su parte, se fue con los Cachorros.