WikiLeaks, uno de los reveladores de secretos más conocidos del mundo, decidió guardar silencio, al menos temporalmente.

En un comunicado, la organización explicó el lunes que dejará de publicar sus filtraciones informativas con el fin de concentrarse en recolectar fondos.

WikiLeaks alegó que no le quedó otra opción, debido al bloqueo que le han impuesto varias compañías financieras, entre ellas Visa, MasterCard, PayPal y Western Union.

WikiLeaks dijo en la declaración que con el fin de asegurar su supervivencia, debe "recaudar fondos intensamente con el fin de luchar contra ese bloqueo y sus promotores".

Varias empresas financieras estadounidenses bloquearon sus servicios a WikiLeaks poco después de que el sitio de la organización comenzó a publicar el año pasado unos 250.000 mensajes diplomáticos del Departamento de Estado de Estados Unidos.

El grupo dijo que esas restricciones le quitaron casi todos sus ingresos.