Una bomba incendiaria estalló el lunes en la sede del partido Comunista causando daños materiales pero ninguna víctima, informaron en la sede partidaria.

La bomba impactó sobre la puerta de entrada del local causando un incendio que fue apagado por las personas presentes en el lugar. No hubo heridos.

El 16 de septiembre el lugar había sido atacado con una bomba de alquitrán.

De momento no hubo informe de la policía al respecto.