Una tormenta arrancó el lunes parte de un techo en el aeropuerto de Faro, en la región de Algarve, sur de Portugal, y dejó cinco lesionados además de forzar la cancelación de vuelos, dijeron las autoridades.

Se desprendieron varios paneles del techo de la terminal de recepción de pasajeros y equipajes debido al temporal ocurrido a las 5 de la mañana.

Cientos de pasajeros quedaron varados en el aeropuerto debido a la cancelación y retraso de vuelos. Diversos aviones que se dirigían al aeropuerto de Faro fueron desviados a otros puertos aéreos.

Según la prensa local, numerosos pasajeros se quedaron sin ingerir alimentos o bebidas porque no abrieron las cafeterías ni restaurantes del aeropuerto debido a los daños que ocasionó el meteoro.

El Algarve es el principal destino turístico de Portugal y uno de los más populares de Europa. Más de cuatro millones de pasajeros pasan al año por el aeropuerto de Faro.