El expresidente argentino Carlos Menem, quien gobernó durante diez años a su país, aseguró en la madrugada de hoy que sólo le falta "ser Papa" tras renovar su banca (escaño) de senador por su provincia natal, La Rioja.

"Sabía que íbamos a ganar, siempre lo dije. Ya me falta ser Papa nomás", ironizó Menem al celebrar su triunfo al frente de una lista aliada a la presidenta argentina, la peronista Cristina Fernández, con la que estaba fuertemente enfrentado hasta hace unos meses.

El exmandatario, de 81 años, obtuvo este domingo el primer lugar con el 35,36 por ciento de los votos, seguido por la nómina de postulantes del oficialista Frente para la Victoria, que obtuvo el 33,7 por ciento de los sufragios en las elecciones para senadores nacionales.

"Vamos a trabajar para que la Presidenta siga con su obra que ha sido monumental hasta ahora", resaltó el dirigente peronista en referencia a Fernández, quien fue reelegida este domingo con una contundente victoria del 53,9 por ciento de los sufragios.

Menem es senador por La Rioja desde 2005 y su mandato vencía en diciembre próximo, pero con este triunfo podrá quedarse en el Senado por otros seis años.

El exmandatario, que afronta varias causas en la Justicia por presuntas irregularidades durante su mandato, fue absuelto en septiembre pasado en un juicio por contrabando agravado de armas a Croacia y Ecuador entre 1991 y 1995.