Drew Brees completó 31 de sus 35 pases para terminar con 325 yardas y cinco touchdowns, y los Saints de Nueva Orleáns implantaron el domingo un récord de franquicia en puntos anotados y en diferencia de puntos durante un aplastante triunfo de 62-7 sobre unos desventurados Colts de Indianápolis.

Por primera vez, Sean Payton siguió el partido desde la cabina de entrenadores, donde pudo permanecer sentado cómodamente sin tener que apoyar su pierna izquierda quebrada. Desde ahí ordenó las jugadas y seguramente disfrutó lo que vio desde esa ventajosa perspectiva.

Brees conectó dos pases de anotación con Marques Colston y uno más con Darren Sproles tan solo en el primer cuarto. Sus cuarto y quinto pases de anotación fueron lanzados al tight end de segundo año Jimmy Graham en el tercer cuarto.

Parecía que los Saints podían hacer lo que quisieran al registrar 236 yardas terrestres.