Rina" se transformó hoy en el quinto huracán de la temporada de ciclones en el Atlántico, al aumentar sus vientos máximos sostenidos a 120 kilómetros por hora, informó el Centro Nacional de Huracanes (CNH) de Estados Unidos.

"Rina" es ya un huracán de categoría uno y se halla 315 kilómetros al suroeste de la isla Gran Caimán y 570 kilómetros al este-sureste de Chetumal, en la península mexicana de Yucatán.

Los meteorólogos del CNH advirtieron, además, que "Rita" podría seguir fortaleciéndose y convertirse mañana en huracán de categoría mayor en la escala de Saffir Simpson, de un máximo de cinco.

"Rina", que de momento no supone peligro para zona costera alguna, está girando hacia el oeste-noroeste, y, según un patrón de trayectoria probable, el frente se acercará a Yucatán para girar luego probablemente hacia el noreste en dirección a Cuba.

El huracán se encuentra a 17,1 grados norte y 83,1 grados oeste y se desplaza hacia el noroeste con una velocidad de traslación de 6 kilómetros por hora.

En lo que va de la temporada de huracanes en la cuenca atlántica, que comenzó el 1 de junio y finaliza el 30 de noviembre, se han formado 17 tormentas tropicales, incluida "Rina", de las que cinco se convirtieron en huracanes, tres de ellos gran intensidad.

La Administración Nacional de Océanos y Atmósfera (NOAA, por su sigla en inglés) pronosticó que durante la temporada se formarán entre 14 y 19 tormentas, de las que de 7 a 10 se transformarán en huracanes.

De ellos, entre 3 y 5 podrían ser huracanes de gran intensidad, con vientos superiores a los 178 kilómetros por hora.