Medio centenar de jóvenes laicos se manifestaron hoy en contra de supuestos "abusos" durante las elecciones de ayer en Túnez y el movimiento islamista An Nahda, previsible ganador, a falta de resultados oficiales.

Convocados a través de las redes sociales, estos jóvenes, simpatizantes de partidos laicos, se congregaron ante el Palacio de los Congresos justo antes de que la Instancia Suprema Electoral Independiente (ISIE) ofreciera los primeros resultados de los comicios.

Los jóvenes protestaban también contra la ISIE por la supuesta negligencia o connivencia con An Nahda.

Aprovechando la gran cantidad de periodistas acreditados para estas elecciones, los jóvenes desplegaron algunos carteles en los que habían escrito el nombre de An Nahda al lado de una cruz gamada o al lado del símbolo del dólar.

"Hemos oído rumores de que ellos han dado dinero para que votasen por ellos, además de otros abusos; a mí personalmente los de Nahda me dan miedo porque quiero vivir en un país moderado y no quiero que hagan de mi país un Irán o un Afganistán", señaló Yasmín, de 23 años.

Parecido discurso enarbolaban casi todos los jóvenes participantes que "habían oído" testimonios de abusos en la campaña electoral de An Nahda, pero casi ninguno los había presenciado.

Pese a estas denuncias, dos instancias internacionales de observación, el National Democratic Institute y la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa, reconocieron hoy la limpieza del proceso electoral tunecino y minimizaron la importancia de las irregularidades.