Argentina apabulló el lunes 10-1 a Cuba pero ambas selecciones se clasificaron a las semifinales en el hockey masculino de los Juegos Panamericanos.

Canadá venció a Barbados y Chile derrotó a Trinidad y Tobago. Ambos vencedores amarraron también sus pases a semifinales, donde Argentina se medirá a los chilenos y Cuba a los canadienses.

Pedro Ibarra anotó cuatro goles e Ignacio Bergner añadió tres para encaminar a los albicelestes hacia la paliza. Por Cuba, el único tanto fue obra de Yoandy Blanco.

"Fue un partido importante porque definía la zona y fue bastante duro", dijo el jugador argentino Matías Vila. "Ya estamos ambos clasificados y creo que los dos estábamos pensando en las semifinales, así que hoy fue un lindo partido para ver y ya".

El cubano Roger Aguilera aseguró que también salieron a buscar el primer lugar de la llave. "Pero después ya vimos que el partido estaba de un solo lado y salimos a jugar con calma para prepararnos para el siguiente", dijo.

Mark Peason y Scott Tupper aportaron tres goles cada uno y los canadienses arrollaron 10-0 a Barbados para terminar primeros en el Grupo A.

Chile se aseguró el segundo lugar con seis puntos al imponerse 3-1 a Trinidad y Tobago, que quedó con tres y afuera de la lucha por medallas igual que Barbados.

"Ahora lo más probable es que nos toque Argentina y hay que concentrarnos en jugar la semifinal", dijo el jugador chileno Martín Rodríguez, antes de que su pronóstico se confirmara con el triunfo argentino.

Rodríguez, Jan Richter y Sven Richter anotaron los tantos chilenos.

"Sin duda mientras uno más avanza, los rivales son más complicados", dijo el técnico chileno Daniel Gath. "Argentina es un rival difícil, está entre los diez mejores del mundo igual que Canadá. Debemos cometer menos errores para que sea un buen partido y reñido".

El argentino Vila aseguró que Chile "es un rival complicado, juega bien, juega fuerte y será una instancia decisiva. Será muy difícil sacar adelante ese partido".

Canadá ejerció un dominio agobiante sobre el arco caribeño y tomó una ventaja de 3-0 apenas en 23 minutos. A los 15 del segundo tiempo, esa ventaja se había incrementado a 8-0.

Canadá terminó con tres victorias y nueve puntos, y Barbados quedó en el sótano, sin unidades.

"Mejoramos en muchos aspectos, sobre todo en el ataque, fuimos más contundentes aunque es un rival que exige menos; tuvimos más contundencia, mayor profundidad en el campo y ya cumplimos la primera meta que teníamos aquí, que era clasificarnos a las semifinales del certamen", dijo el entrenador canadiense Robin D'Arceo.

En otro partido de trámite y para definir posiciones, México le ganó a Estados Unidos 3-2.