Un correo electrónico recibido por periodistas que cubren los Juegos Panamericanos aseguró que un supuesto programador web obtuvo datos personales de cientos de trabajadores de medios de América tras infiltrar el sitio de los organizadores.

Estos negaron que algún agente externo hubiera penetrado los sistemas informáticos, pero no negaron que los datos personales de los periodistas hayan caído en manos de personas no autorizadas.

El mensaje llegó la madrugada del lunes a las casillas de correo de al menos una veintena de periodistas, fotógrafos y técnicos de distintas agencias internacionales de prensa que cubren los Panamericanos en Guadalajara. Contenía información personal de cada uno, como el nombre completo, parte del número de pasaporte y la fecha de nacimiento.

El director de prensa y comunicación social del comité organizador de Guadalajara 2011, Federico Torres, dijo a The Associated Press que la policía local abrió una investigación.

Más tarde, en un comunicado, el comité organizador negó que hubiera habido una penetración a la base de datos.

"Se presume que hubo una entrada ilegal a la base de datos, está confirmado que no es cierto (el hackeo)", dijo en el parte el subdirector de Tecnologías de Información del comité organizador, Carlos Durán.

Durán destacó que las bases de datos del comité y del sitio oficial de los juegos en la internet no están vinculadas, por lo que un hacker no hubiera podido consultar la información desde fuera, y atribuyó el correo electrónico a una persona que pudo haber ingresado a los sistemas internos con una contraseña válida.

"El acceso a la información pudo deberse a un uso inadecuado de una clave real al sistema de registro", explicó. "La persona que la tuvo, pudo acceder a la información que se muestra en la pantalla y así conseguir incomodar a los participantes".

Por lo tanto, advirtió que los trabajadores de los medios podrían seguir recibiendo mensajes similares, pero aseguró que se han cancelado todas las claves de acceso interno a los sistemas de registro y se ha retirado de éstos la información personal delicada.

El autor del mensaje afirmó que se apoderó de la información de identidad que debieron proporcionar los trabajadores de medios cuando solicitaron la acreditación para cubrir los Panamericanos. No profirió amenazas y se presentó como preocupado por la seguridad del sitio.

"He hecho un descubrimiento importante sobre un problema de seguridad en el sitio web guadalajara2011.org.mx, en el que usted se registró, y la información privada de su registro ya no es privada", decía el texto, escrito en inglés con algunos errores gramaticales y firmado "Anonymous" (Anónimo).

El mensaje afirmó que el presunto autor tuvo acceso a los nombres de miles de trabajadores de los medios, así como de sus fotos, los nombres de sus padres, números telefónicos y direcciones, que residían en la base de datos de los organizadores.

Sin embargo, esos datos no figuraban en el correo electrónico y el presunto autor negó ser un pirata cibernético.

"De ninguna manera soy un 'hacker' ni irrumpí intencionalmente en este sitio web", afirmó el correo, proveniente de la dirección galileotrue@gmail.com. "Descubrí el hueco de seguridad en el sitio web por una coincidencia".

Sin embargo, advirtió, "estoy seguro de que alguien más, con malas intenciones, podría tener acceso fácil y abusar de esta brecha de seguridad".

El tipo de información personal que los periodistas debieron presentar para ser acreditados suele usarse para verificar la identidad en sitios de redes sociales, correo electrónico e incluso servicios bancarios y de compras por internet.

En septiembre, cuando venció el plazo para pedir acreditaciones para los Panamericanos, el director de organización y deportes Ivar Sisniega dijo que 1.231 periodistas de 89 medios de comunicación en todo el continente habían obtenido su acreditación.