Una mujer de Utah acusada de intentar vender la virginidad de su hija de 13 años se declaró culpable de dos cargos de explotación sexual por obligar a la niña a modelar para hombres en ropa interior.

La madre de 33 años también enfrenta dos cargos de abuso sexual agravado de un menor, y una pena perpetua, aunque los fiscales acordaron desestimar esos cargos a favor de su declaración de culpabilidad.

Ahora enfrenta hasta 30 años en prisión en su audiencia de sentencia el 5 de diciembre

Las autoridades dicen que hizo que su hija modelara en ropa interior para un hombre al que le estaba ofreciendo vender la virginidad de la niña a cambio de 10.000 dólares en abril. En un principio la niña había accedido y modeló dos veces para el hombre en ropa interior, pero según dijo la policía, la niña cambió de parecer después.

La mujer también le tomó fotografías a la chica con un teléfono celular e intentó venderlas a otro hombre.

El novio de la mujer encontró mensajes de texto sobre la venta de la virginidad de la niña en el teléfono celular de la madre y los entregó a la policía.

La mujer fue arrestada en mayo. Los fiscales dijeron que el hombre involucrado no había sido acusado.

La mujer no dio una declaración en la corte el lunes y su abogado se rehusó a hacer cualquier comentario después de la audiencia.

The Associated Press se ha abstenido de proporcionar el nombre de la acusada con el fin de evitar que la hija sea identificada.