Moamar Gadafi, su hijo Muatassim y un ex asesor fueron enterrados el martes en la madrugada en un lugar secreto con la asistencia de unos cuantos familiares y autoridades, dijo un funcionario militar del consejo de Misrata.

En una mensaje de texto leído a The Associated Press, el portavoz Ibrahim Beitalmal dijo, según se informó, que el entierro tuvo lugar el martes a las 5 de la mañana y que se leyeron oraciones musulmanas sobre los restos. La información no pudo ser confirmada independientemente.

Los tres cadáveres habían sido mantenidos en un congelador comercial en una bodega de Misrata en vista de que el dictador y varios miembros de su comitiva fueron capturados el jueves cerca de Sirte, su pueblo natal.

Gadafi y Muatassim fueron capturados, con algunas heridas, pero murieron en circunstancias confusas pocas horas después. Los nuevos líderes de Libia han prometido realizar una investigación, en respuesta a la creciente presión internacional.

Beitalmal había dicho el lunes que los tres iban a ser enterrados en tumbas sin nombre en un lugar secreto a fin de evitar acciones de vandalismo. Al parecer también se mantendrá secretas para evitar que sean convertidas en lugares venerados por las personas leales a Gadafi.

Las organizaciones internacionales que pidan ver el lugar del entierro tendrán acceso, indicó Beitalmal.

Durante el fin de semana, el director de patología, el doctor Othman el-Zentani realizó la autopsia de los tres cadáveres y tomó muestras de ADN a fin de confirmar sus identidades. El-Zentani dijo que Gadafi murió de un disparo a la cabeza, y dijo que el informe forense completo será publicada esta semana, después que presente su reporte ante el procurador general.

No se tiene claro cuándo fue baleado Gadafi, si fue antes de su captura y su arresto o si fue después de ser capturado por los combatientes revolucionarios.

Los restos habían sido retirados horas antes del congelador comercial en anticipación a su entierro, dijo Beitamal.

Un equipo de The Associated Press Televisión vio tres vehículos alejarse del área de la bodega el lunes. El equipo entró en el frigorífico donde los cuerpos habían sido guardados los anteriores cuatro días y lo encontraron vacío.

Haitham al-Fakih, comandante de las fuerzas revolucionarias en Sirte, el pueblo natal de Gadafi, dijo que le habían dado los cuerpos a las autoridades correspondientes para el entierro.