La Cámara de Comercio de Quito calificó hoy de "descomunal" el incremento del 2 % al 5 % del impuesto a la salida de divisas que consta en una reforma tributaria que el Ejecutivo envió este lunes a la Asamblea Nacional de Ecuador.

En rueda de prensa, Blasco Peñaherrera, presidente de la Cámara de Comercio de Quito, describió como un "zarpazo" a la economía de los ecuatorianos el nuevo proyecto de reforma tributaria del Ejecutivo.

Aseguró que una elevación de más del cien por ciento en el impuesto a la salida de divisas encarecerá los productos importados, al asumir que pasa el costo adicional al consumidor.

Consideró por ello que la medida afectará a todos, pero en especial, a la clase media y baja del país, ya que los ecuatorianos "consumen muchos productos importados", pues "no ha habido incremento en la productividad nacional porque no hay seguridad jurídica" y han aumentado las compras de productos extranjeros.

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, señaló recientemente que la subida propuesta al impuesto de salida de divisas "no perjudica a los pobres ni a la clase media del país".

Peñaherrera subrayó que el impuesto a la salida de divisas es transversal, es decir, que afectará a toda la economía, y calculó que con la elevación propuesta, el Gobierno prevé recaudar alrededor de 800 millones de dólares anuales con esta tasa, frente a los 400 millones de dólares actuales.

Opinó que el Gobierno debería controlar el gasto y expresó su preocupación de que se ponga en peligro el sistema de dolarización que rige hace más de una década en el país y que, en su opinión, le ha dado estabilidad a la economía.

"La dolarización sí corre riesgo por el inmenso gasto y los inmensos compromisos del Estado, y porque los ingresos que tiene dependen del precio del petróleo y de cada vez más impuestos", dijo al insistir en que están "preocupados por una salida de la dolarización causada por el irresponsables manejo económico".

Opinó que, de aprobarse en la Asamblea Nacional la reforma que planteará el Ejecutivo, ésta empujará al alza a la inflación y adelantó que la Cámara de Comercio de Quito formará una comisión para expresar su punto de vista ante los legisladores.

Explicó que en la propuesta de reforma tributaria se contempla, entre otros, un impuesto de dos centavos a las botellas plásticas y aumentar los impuestos a los cigarrillos, pero el mayor peso cae en el tema de la salida de divisas.