El primer ministro de Perú, Salomón Lerner Ghitis, inauguró hoy en Washington un busto del almirante Miguel Grau, en el comienzo de una visita oficial de tres días a la capital estadounidense, en la que mantendrá reuniones con responsables de la Administración de Barack Obama.

Lerner Ghitis destacó la colaboración estrecha y las buenas relaciones entre su Gobierno y Estados Unidos.

Después de una entrevista con la subsecretaria de Políticas de Defensa de EE.UU., Michele Flournoy, Lerner se unió al embajador peruano en Wasnington, Harold Forsyth, para la develación del busto del almirante en la puerta de la representación diplomática del Perú.

A la ceremonia asistieron, entre otros, los agregados militares de Chile, Argentina, Bolivia y España, y oficiales de las Fuerzas Armadas estadounidenses.

Lerner describió a Grau como "el peruano del milenio", al tono de la campaña de exaltación del oficial naval que alcanzara fama durante la guerra de su país con Chile en 1879.

Luego, el presidente del consejo de ministros de Perú se dirigió a una entrevista con el secretario de Estado asistente para Asuntos de Antinarcóticos de EE.UU., William Brownfield, y más tarde a una reunión con el jefe de la Oficina Nacional de Políticas Antidroga de EE.UU., Gil Kerlikowske.

Esta noche, y abordo de un crucero en el río Potomac, Lerner mantendrá una reunión con funcionarios no identificados públicamente de la Agencia Central de Inteligencia.

En la segunda jornada de su visita a Washington, Lerner participará mañana en un desayuno y disertación con preguntas y respuestas en el Diálogo Interamericano, un grupo de estudios independiente que preside Michael Shifter.

Lerner se reunirá luego con el asistente especial del presidente Barack Obama y director principal para asuntos de las Américas en el Consejo Nacional de Seguridad, Daniel Restrepo, y más tarde con el presidente del Banco Interamericano de Desarrollo, Luis Alberto Moreno.