Diplomáticos de Estados Unidos y Corea del Norte iniciaron conversaciones el lunes sobre el programa nuclear de Pyongyang, en el segundo encuentro directo entre ambas partes en menos de tres meses.

Acosados por reporteros al salir de su hotel para una primera reunión en la misión de Estados Unidos ante la ONU en Ginebra, diplomáticos estadounidenses se negaron a revelar sus objetivos para las conversaciones de dos días.

Stephen Bosworth, el principal enviado estadounidense en Pyongyang, dijo que ambas partes no se reunieron el domingo pese a estar alojadas en el mismo hotel, coincidentemente. Bosworth estaba acompañado por Glyn Davies, embajador norteamericano ante la Agencia Internacional de Energía Atómica.

La parte norcoreana está a cargo el vicecanciller Kim Kye Gwan. Las dos delegaciones se reunieron durante dos horas el lunes por la mañana antes de una pausa para almorzar, separadamente.

Luego de un receso de tres horas, las negociaciones se reanudaron por un par de horas por la tarde. Los norcoreanos regresaron entonces para una cena en la misión estadounidense.