China ha completado, con un puente entre la isla shanghainesa de Chongming y la ciudad de Qidong, en la provincia de Jiangsu, la mayor combinación de túneles y puentes del planeta, que permite acortar por primera vez, a través de las aguas, las distancias en el delta del Yangtsé por carretera.

El puente, prácticamente listo, abrirá al tráfico antes de que acabe el año, anunció hoy el diario oficial "Shanghai Daily".

Este nuevo tramo se suma a la combinación de túneles y puentes más larga del mundo, que cuenta con el túnel de mayor diámetro de todo el planeta (15,43 metros, con 8,9 kilómetros de largo) y con un puente sobre las aguas del río Yangtsé de otros 16,65 kilómetros, una infraestructura que entró en servicio en noviembre de 2009.

La llamada Vía Rápida Shanghái-Chongming une desde entonces la capital financiera del país con su isla fluvial de Chongming, considerada por China la tercera mayor isla de su territorio (incluida Taiwán), en plena desembocadura del río Yangtsé, y ahora se ve completada con un último puente hasta la orilla norte del río.

De esta manera, desde Shanghái, en la orilla sur del Yangtsé, se puede viajar por un túnel hasta el islote fluvial de Changxing, y tras un pequeño tramo por carretera, la ruta continúa por el Gran Puente del Yangtsé hasta Chongming, desde cuya orilla norte será posible viajar dentro de unas semanas hasta la provincia de Jiangsu.

Los 52 kilómetros de la autopista de seis carriles Chongming-Qidong, que se valdrá del nuevo puente, permitirán reducir el actual trayecto, que necesita un paso en transbordador, de tres horas y media a unos 90 minutos.

Desde Qidong, la ruta se extiende hasta la dinámica ciudad jiangsunesa de Nantong, donde también fue inaugurado recientemente sobre el Yangtsé el puente Sutong, el mayor del mundo suspendido por tirantes (de 32,4 kilómetros, 8,14 de ellos sobre el río), y que alcanza hasta otra gran urbe industrial, Changsu.

Ahora la nueva infraestructura culmina la integración del tráfico de todo el este de China, la zona más dinámica y próspera del país, que se completa, al sur de Shanghái, con el puente marítimo más largo del mundo (35,6 kilómetros), a través de la bahía de Hangzhou, en la provincia de Zhejiang.