Catorce personas resultaron heridas en un bar de la capital keniana después de que una granada fuera lanzada anoche al interior del establecimiento, informaron hoy medios locales.

Según el diario Daily Nation, que cita al jefe de la Policía en Nairobi, Antony Kibuchi, por el momento no se puede confirmar ninguna víctima mortal entre los catorce heridos, que fueron trasladados al Kenyatta Hospital, el principal centro médico de la capital.

Aunque se desconoce la autoría del ataque sobre el establecimiento, el Mwaura's Club, este se produce una semana después de que el Ejército keniano iniciara una ofensiva sobre las posiciones del grupo radical islámico Al Shabab en Somalia, quien consecuentemente ha amenazado varias veces con atacar a la población de Kenia.

Las fuerzas de seguridad kenianas se encuentran en alerta roja desde hace una semana, tiempo durante el cual se han llevado a cabo varias detenciones de supuestos colaboradores de Al Shabab en Nairobi.

Por su parte, la Embajada de EEUU en Nairobi afirmó recientemente contar con información que apunta a "inminentes ataques terroristas en lugares simbólicos de Kenia o en áreas frecuentadas por turistas, como centros comerciales o locales nocturnos".

Al Shabab, que controla amplias zonas del sur y centro del Somalia, combate desde 2006 al Gobierno Federal de Transición somalí y a las tropas de la Misión de la Unión Africana en Somalia (AMISOM) con el fin de instaurar un Estado musulmán de corte wahabí en el país.

El Ejército keniano inició el 15 de octubre una ofensiva en suelo somalí por el secuestro, dos días antes, de dos trabajadoras españolas de la ONG Médicos sin Fronteras en el campo fronterizo de Daabad, en el este de Kenia, el cuarto que se producía en poco más de un mes, todos ellos supuestamente obra de Al Shabab.