Azerbaiyán recibió el lunes los votos requeridos por parte de los Estados miembros de la Organización de las Naciones Unidas para obtener un lugar en el Consejo de Seguridad del organismo después de que Eslovenia, su principal competidor, se retiró de la contienda.

Azerbaiyán y Eslovenia entraron el lunes a un segundo día de votaciones después de que ambas naciones no lograron conseguir los dos tercios de los sufragios de la Asamblea General por el único lugar asignado a Europa del este en el cuerpo más poderoso de la ONU.

El representante de Eslovenia anunció que su país se retiraba de la competencia después de perder la 17ma ronda ante Azerbaiyán por 77-116.

En la última ronda, Azerbaiyán obtuvo 155 votos, Eslovenia 13 y Hungría 1, con 24 abstenciones.

Cuatro de los cinco nuevos miembros del consejo de 15 representantes fueron elegidos el viernes con menos apuros: Guatemala, Pakistán, Marruecos y Togo. Sus períodos serán del 1 de enero del 2012 al final del 2013.

Los lugares en el Consejo de Seguridad son muy codiciados porque otorgan a los países una voz fuerte en asuntos relacionados con paz y seguridad internacional.

La nueva conformación coloca en el consejo a Pakistán junto con su adversario regional, India, que al igual que Colombia, Alemania, Portugal y Sudáfrica, está prestando un servicio de dos años que termina al final del 2012. Estos prestan servicio junto con los cinco miembros permanentes del consejo: China, Francia, Rusia, Gran Bretaña y Estados Unidos, los cuales tienen derecho de veto.

Los cinco miembros nuevos reemplazan a Bosnia y Herzegovina, Brasil, Gabón, Líbano y Nigeria.

Debido a que las votaciones para el Consejo de Seguridad son secretas, es común la realización de varias rondas de votación. En el 2007, un desempate entre Guatemala y Venezuela se fue a 47 rondas antes de que se ofreciera a Panamá la candidatura Latinoamericana, la cual aceptó.