Estados Unidos entregó hoy 47 toneladas de ayuda humanitaria para los afectados por el temporal de lluvias que azotó a El Salvador por nueve días y dejó al menos 34 muertos y un millón de afectados, informaron fuentes diplomáticas.

La ayuda consiste "en más de 10.000 recipientes especiales para mantener agua potable, más de 9.000 equipos de higiene, 2.500 frazadas y más de 1.000 equipos de cocina y material plástico", detalló la embajada estadounidense en un comunicado.

Las 47 toneladas de insumos fueron recibidas por la embajadora de Estados Unidos en El Salvador, Mari Carmen Aponte, y el director de Protección Civil, Jorge Meléndez, en la Segunda Brigada Aérea de la Fuerza Armada, que está junto al aeropuerto internacional en Comalapa, unos 44 kilómetros al sur de San Salvador.

Las 47 toneladas de suministro, valoradas en 181.731 dólares, según precisó un vocero de Protección Civil a Efe, fueron traídas al país a través de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID).

Por su parte, el representante del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) en El Salvador, Gordon Jonathan Lewis, entregó hoy a la primera dama y secretaria de Inclusión Social (SIS), Vanda Pignato, "38.050 dólares en insumos para los niños y niñas que están en albergues" a consecuencias de las lluvias, indicó a Efe un fuente de la SIS.

"La donación consiste en 1.000 kits de higiene para niños y niñas menores de dos años y 1.000 juegos recreativos individuales", explicó.

Mientras que Venezuela entregó ayer al Gobierno salvadoreño 16 toneladas de ayuda humanitaria para los damnificados, la cual consiste en medicamentos, alimentos no perecederos, agua potable y otros insumos, informó la cancillería salvadoreña a través de un comunicado.

"En esta etapa de la emergencia la dotación de medicamentos del Gobierno venezolano se convierte en la más grande de este tipo que recibe El Salvador", indicó.

Las 16 toneladas de insumos donadas a El Salvador forman parte de las 50 toneladas de ayuda humanitaria que Venezuela envió también a Nicaragua y Guatemala, quienes al igual que el país fueron afectados por las lluvias que dejaron más de un centenar de muertos y millones de afectados en Centroamérica.

En declaraciones a medios locales, el director de Protección Civil, Jorge Meléndez, aseguró hoy que después de cuatro días de haber finalizado el temporal 31.000 personas continúan en 311 albergues, de los cuales 209 son escuelas.