Primero, Alexi Ogando vio a Albert Pujols recorrer las bases. Luego Michael Gonzalez y Darren Oliver.

El súper astro dominicano se unió a Babe Ruth y Reggie Jackson como los únicos jugadores en conectar tres cuadrangulares en un partido de Serie Mundial, empatando récords con cinco imparables y seis impulsadas que llevaron a los Cardenales a vencer 16-7 a los Rangers de Texas el sábado para dar a San Luis una ventaja 2-1 en la serie.

"Es un súper pelotero, no hay duda de ello", dijo el manager de los Rangers Ron Washington. "Ciertamente, esta noche vino a jugar".

Dos días después de haber sido criticado por su silencio tras un error crucial en el noveno inning del segundo juego, Pujols prefirió hablar con su bate.

El tres veces ganador del premio al Jugador Más Valioso de la Liga Nacional prendió una recta de 96 millas por hora de su compatriota en el sexto. Fue un jonrón que viajó 423 pies, produjo tres carreras y rebotó contra las ventanas de un restaurante en el jardín izquierdo para poner el juego 11-6.

También sonó un jonrón de dos carreras en el séptimo y otro solitario en el noveno, todos en dirección por el jardín izquierdo.

"No vine a l estadio pensando en tener una noche como esta", dijo Pujols. "Ha sido muy especial, pero sólo tengo un minuto para disfrutarlo, ya que tengo que estar listo para jugar mañana (domingo).

Pujols batió un récord de la Serie Mundial con su total de 14 bases, luego de haberse ido en blanco en los dos primeros partidos.

El ex presidente George W. Bush y el director ejecutivo de los Rangers Nolan Ryan fueron testigos de primera fila de la exhibición demoledora de Pujols. Ryan quizás pudo haberse tentado en ir al montículo para poner algo de orden.

"Es un tremendo bateador. No se le puede quitar nada", dijo González. "Lo que pasa es que no puedes fallar en ubicar los lanzamientos ante un buen bateador. Ellos no desaprovechan tus errores".

El pitcheo de Texas no pudo hacer nada.

Matt Harrison, Scott Feldman, Ogando, González, Mark Lowe y Oliver se combinaron para permitir 15 hits, tres más que los Cardenales acumularon en los dos primeros juegos. San Luis fijó un récord de la franquicia en cuanto a carreras anotadas en un juego postemporada.

Además, el cuadro interior de los Rangers casi completó el ciclo de errores. El primera base Mike Napoli, el intermedista Ian Kinsler y el torpedero venezolano Elvis Andrus cometieron errores. El tercera base dominicano Adrián Beltré fue el único que se salvó.

"Nos dieron una tunda", dijo Washington. "Sacudieron el madero y no se pudo hacer mucho al respecto. La verdad no sé qué combinación iba a poder usar para contenerlos. Era imposible frenarlos".