La dominicana Yuderquis Contreras ganó el lunes con autoridad la medalla de oro de hasta 53 kilogramos en el levantamiento de pesas de los Juegos de Guadalajara y estableció un nuevo récord panamericano en modalidad de arranque.

Contreras sumó un total de 206 kilos levantados y conquistó el bicampeonato panamericano. La plata fue para la venezolana Inmara Henríquez, quien contabilizó 189 kilos, y el bronce para la mexicana Francia Peñuñuri, con 188.

La dominicana alzó 96 kilos en su segundo intento de arranque, con lo que rompió el récord continental de 95 kilos, que también era suyo. El récord mundial de la especialidad está en manos de la china Li Ping, con 103 kilos.

En la levantada en dos tiempos, Contreras llegó a los 110 kilos. En la tercera y última tentativa, elevó el peso a 115 con la intención de batir su récord continental, situado en 112. Pero no pudo sujetar la barra y perdió la oportunidad de romper la marca.

"No me fue tan bien, pero se dio así", dijo Contreras. "En el arranque, fue bien, después supe tirar para adelante".

"Ya soy bicampeona", agregó.

La plata y el bronce se decidieron en una lucha cerrada entre México y Venezuela. La venezolana Henríquez se impuso con una última levantada en dos tiempos de 109 kilos y ganó en el cómputo global por un solo kilo a la mexicana Peñuñuri.

"Extraordinario", resumió Henríquez. "La competencia se tornó difícil: los nervios, la tensión. Ahí se juegan las estrategias".

"Sentía que las piernas no me funcionaban, pero con la voluntad y las ganas de ganar logré hacer el movimiento", añadió.

El bronce de México también tuvo valor doble, ya que Peñuñuri, estudiante de una maestría en alto rendimiento, era la reserva del equipo y participó en la competencia por la lesión de la titular Alejandra Orendain.

"Estoy muy feliz", dijo la mexicana. "Apenas terminé los estudios y me vine a entrenar".