Estados Unidos confirmó el domingo su amplio dominio del torneo de softbol de los Juegos Panamericanos al vencer en la final a Canadá 11-1 en cuatro entradas para alzarse con la medalla de oro con foja invicta.

Canadá venía de superar horas antes 4-0 a Cuba en el partido para dirimir el segundo finalista, por lo que las antillanas se llevaron el bronce.

Estados Unidos venía de terminar la primera fase de 7-0, con 54 carreras a favor y apenas seis concedidas.

El domingo, tuvo 12 imparables, incluido un jonrón de Lauren Gibson, que se fue de 2-2 con una remolcada y tres anotadas.

El partido se terminó tras cuatro episodios por la regla de la misericordia.

El sábado, Estados Unidos venció a Cuba 13-1 para ir directo a la final y mandar a las cubanas al encuentro de Canadá, que superó 11-1 a Venezuela en el otro partido de segunda fase.

Cuba vio maniatado su bateo en el encuentro con Canadá. Eujenna Caira admitió apenas cuatro imparables, diseminados en una labor de seis entradas y dos tercios, para poner en la gran final a Canadá, que anotó una vez en la tercera entrada, dos en la cuarta y una más en la quinta.

Con esa última anotación, terminó la actuación de la lanzadora Yusmeri Pacheco.

"Lo cierto es que este tipo de pitcheo nosotros no lo vemos nunca. Y es muy difícil, no solamente con nosotros, con todos los equipos contra los que está esta lanzadora", dijo el manager Luis Suárez, en referencia a Caira. "Todas las bateadoras, incluso de buen nivel, han lucido mal con ella".

Suárez señaló que se va contento con el bronce.

"El equipo ha elevado mucho su nivel de juego, están sorprendidos con nuestro equipo", dijo. "Esa es la valoración que nos ha dado todo el mundo, y pensamos que es así".

Por las canadienses, Kaleigh Rafter se fue de 4-2 con una anotada y una producida.