Matías Laba anotó sobre el final del partido y Argentina superó 1-0 a Cuba el domingo para clasificarse a las semifinales del fútbol de hombres de los Juegos Panamericanos.

Laba, volante de Argentinos Juniors, marcó a los 79 minutos para darle el triunfo a Argentina, que alcanzó siete puntos y aseguró el primer puesto del Grupo B.

"Venimos con la idea de ganar el grupo y sabíamos que teníamos a Brasil como otro candidato por el primer puesto, nosotros ya lo conseguimos, que era el primer objetivo y eso es un aliciente, una alegría el poder terminar esta primera etapa como habíamos planificado", dijo el entrenador de Argentina, Walter Perazzo.

"Ahora el segundo objetivo es una medalla, el grupo está mostrando que está para pelear por lo más alto y tenemos la obligación de ir por el primer puesto", agregó.

Cuba, que consiguió un inesperado empate 0-0 ante Brasil en la fecha anterior, quedó eliminado del torneo con una unidad.

"Hubo disposición por lograr un buen resultado pero los muchachos han hecho un gran trabajo y espero que esta experiencia les sirva para futuros compromisos", dijo el entrenador de Cuba, Alexander González. "El torneo fue una gran experiencia, jamás habíamos enfrentado a rivales de esta envergadura y con estos resultados".

El rival de Argentina en semifinales será el equipo que termine segundo del Grupo A.

"Es difícil elegir rivales porque el que parece más accesible a veces es el más complicado y el que parece imbatible resulta que no lo es", dijo Perazzo. "Creo que lo más importante somos nosotros, el tener recuperación física porque jugamos tres partidos en cuatro días, ya no tenemos expulsados y lesionados y sólo tenemos que descansar".

Argentina, seis veces monarca del fútbol panamericano, tuvo dificultades para superar el cerrojo cubano.

Cuba utilizó la misma fórmula que le dio éxito contra Brasil: replegarse y apostar todo al contragolpe. Sin embargo, Argentina estuvo a punto de abrir la cuenta a los cuatro minutos, cuando un remate de Carlos Luque fue desviado a tiro de esquina por el portero Odisnel Cooper.

"El planteamiento fue así porque el equipo no estaba para hacer desgaste, apostamos por el contraataque y no nos salió, creo que Argentina mereció la victoria", agregó González. "Yo creo que el futuro del fútbol cubano es promisorio por el carácter que estos jugadores mostraron en el torneo".

Cuba también generó peligro con un disparo de larga distancia de Heviel Cordovés que pasó ligeramente desviado a los 36.

La más clara oportunidad antes del gol de la victoria llegó a los 41, cuando Renay Malbache estrelló un largo remate en el poste del arco cubano.

Cooper también salvó su portería al detener un disparo de Fernando Coniglio en el segundo tiempo.

Los cubanos comenzaron a buscar el gol con más jugadores en la recta final, pero abrieron espacios que Argentina aprovechó para dar el zarpazo decisivo.

Ernesto Duanes tuvo la oportunidad del empate por Cuba a los 90, pero su tiro fue rechazado sobre la raya de meta por un zaguero argentino.