Al menos cuatro personas murieron la pasada madrugada en la provincia central siria de Hama por disparos del Ejército, informó hoy el grupo opositor Comités de Coordinación Local.

El grupo identificó a los muertos, todos hombres, por sus nombres y sus localidades de origen, sin dar más detalles.

Asimismo, la misma organización señaló que anoche el activista Mohamed Rafi Al Nayar, conocido como Istanbuli, falleció tras ser perseguido por un grupo de desconocidos hasta el interior del barrio de Jalidiya, en la ciudad central de Homs.

Además, al menos tres personas resultaron heridas por bombas de clavos lanzadas por las fuerzas de seguridad a los manifestantes en Duma, cerca de Damasco.

Entretanto, en la capital se desarrolló después de la medianoche una manifestación de un centenar de personas en apoyo a Homs, uno de los bastiones de la oposición al régimen, donde ayer murieron doce personas, según el último saldo de víctimas ofrecido por los Comités que elevaron el número total de muertos a diecinueve.

Estas informaciones no han sido confirmadas oficialmente ni han podido ser contrastadas independientemente debido a las restricciones impuestas por el régimen de Damasco a los periodistas.

Desde mediados de marzo pasado, Siria es escenario de revueltas populares contra el régimen de Bachar al Asad, que se han cobrado la vida de unas 3.000 personas, según las últimas cifras de la ONU.