El español Marc Márquez (Suter) desistió de participar en el Gran Premio de Malasia de Moto2 que se va a disputar en Sepang al no encontrarse al ciento por ciento en condiciones de disputar la carrera y él mismo reconoció que "ayer ya vi que no podía ser, a pesar de una pequeña mejoría que he percibido esta mañana al levantarme, pero no para correr", expresó.

"Físicamente está claro que no estoy al ciento por ciento, tengo un golpe en el hombro y también en el pie, que no sería un problema para correr, pero lo verdaderamente importante es el golpe en la cabeza, que me ha producido una pérdida de visión en el lado izquierdo, veo mal y no apreció bien las situaciones", explicó Marc Márquez tras anunciarse su retirada de la carrera malaya.

"Moralmente me encuentro bien, pues fue una caída fortuita en la primera vuelta de los entrenamientos y tuve la mala suerte de ser uno de los primeros en llegar a la zona y con la caída salí mal parado, pero quiero recuperarme al ciento por ciento para estar en plenas condiciones para la carrera de Valencia y salir a ganar", afirmó el piloto del equipo Catalunya Repsol.

"Como consecuencia del accidente me di un fuerte golpe en las cervicales y algún nervio lo tengo inflamado y no puedo ver bien. Puedes tener cualquier otro tipo de problema y salir a disputar la carrera, pero si la cabeza y la visión no están al ciento por ciento es imposible", comentó Márquez, quien se sinceró al afirmar que "el hecho de que la caída no haya sido por un error tuyo la verdad es que fastidia bastante".

"Soy joven, tengo 18 años y lo más importante por ahora es la salud", abundó Marc Márquez, quien comentó que una situación parecida a ésta ya la había vivido en el Campeonato de España de Velocidad y por eso "sé que todo volverá a la normalidad con descanso y tiempo".

En cuanto a sus posibilidades de ser campeón del mundo, sin perder la sonrisa casi en ningún momento, Marc Márquez aseguró que "ser subcampeón en la primera temporada no está nada mal, pero esto son las carreras y hasta que se baja la bandera de cuadros puede suceder cualquier cosa, de momento no está todo acabado", dijo.

Junto a Marc Márquez estuvo uno de los médicos del equipo que habitualmente atiende a los pilotos del campeonato del mundo, el doctor italiano Michele Zasa, quien explicó que "Marc ha tenido dos accidentes muy fuertes con contusiones cerebrales en poco más de una semana y en estos casos lo mejor es parar".

"Es mucho mejor descansar pues en este tipo de situaciones se corre el riesgo de sufrir lo que se denomina el síndrome de un segundo impacto y en su caso es mejor parar y regresar en plenas condiciones en Valencia", indicó Zasa.

En cuanto a la decisión, Michele Zasa aseguró que se había tomado "de común acuerdo entre las dos partes, pues nosotros les hemos explicado cuáles eran los riesgos y en ningún momento ha habido el más mínimo problema. Marc es joven, tiene 18 años y una larga vida deportiva por delante, por lo que la prioridad debe ser su salud", sentenció el galeno.