El primer ministro griego, Yorgos Papandréu, aseguró hoy que su país está tomando "todas las decisiones necesarias" para transformar su economía y subrayó que es momento de que Europa actúe "de forma decisiva y efectiva" contra la crisis.

"Estamos tomando la responsabilidad, con gran dolor, para hacer Grecia un país diferente, pero está probado ahora que la crisis no es una crisis griega, es una crisis europea", declaró Papandréu a su llegada a la cumbre de jefes de Estado y de Gobierno de la UE que se celebra en Bruselas.

Según el primer ministro griego, su país está "mostrando una y otra vez que estamos tomando las decisiones necesarias para hacer nuestra economía sostenible y más justa".

"Somos gente orgullosa, somos una nación orgullosa y demandamos respeto por lo que estamos haciendo", añadió.

Papandréu subrayó que "ahora es momento de que, como europeos, actuemos de forma decisiva y efectiva" para dar una solución a un problema que no es solo griego.

Los líderes de los Veintisiete intentarán hoy avanzar en la búsqueda de soluciones a la crisis de la deuda.

Entre las medidas que están sobre la mesa figura la de pedir a las entidades financieras que asuman pérdidas mucho mayores de lo previsto hasta ahora en sus valores de deuda griega.

Tras las reuniones de los últimos días, se baraja una condonación que podría ascender al 50 %, una cifra mucho mayor que el 21 % aceptado en julio.