El viceprimer ministro chino, Li Keqiang, considerado como el candidato para suceder a Wen Jiabao el año próximo como primer ministro, inició hoy una gira en la que visitará Corea del Norte y Corea del Sur para impulsar el diálogo sobre el desmantelamiento nuclear norcoreano.

Dicho diálogo, iniciado en 2003, está estancado desde finales de 2008 por la negativa de Pyongyang a permitir la entrada de inspectores internacionales para verificar el cierre de sus reactores nucleares.

China, principal socio comercial de Corea del Norte y de Corea del Sur, está intentando resucitar el estancado formato a seis bandas, en el que también participan Estados Unidos, Rusia y Japón.

En los últimos meses los seis países han mantenido contactos con el fin de reanudar las conversaciones, aunque Washington, Seúl y Tokio exigen para ello a Pyongyang que ofrezca garantías de que desmantelará su programa nuclear antes de volver a la mesa de negociaciones, que ha abandonado en numerosas ocasiones desde 2003.

El régimen de Kim Jong-il sufre sanciones de la ONU después de que desde 2006 llevara a cabo dos ensayos nucleares y diversos ataques balísticos, uno de ellos contra Corea del Sur, que dejó víctimas civiles.

Li viaja acompañado por una comitiva integrada por altos funcionarios chinos de las áreas de asuntos exteriores, comercio y desarrollo social, según detalló la agencia oficial Xinhua.