El Avaí dio hoy muestras de arrojo y conquistó una valiosa victoria en casa al derrotar por 3-2 al Botafogo, que soñaba hacerse con el liderato provisional del Campeonato Brasileño en trigésima primera jornada de la liga.

El encuentro empezaba bien para el Botafogo y en el minuto 10 del primer tiempo el uruguayo Sebastián 'Loco' Abreu abrió el marcador tras un pase de Antonio Carlos.

Pero el Avaí, clasificado en zona de descenso y consciente de la importancia de llevarse puntos en casa igualó el marcador cinco minutos más tarde con un tanto de Robson.

Las cosas se pusieron complicadas para el Botafogo, tercer clasificado con 52 puntos, cuando Cleverson anotó un bellísimo gol que puso al equipo de Florianópolis por encima en el marcador.

Ya en la segunda parte Renato logró el empate para el Botafogo, que jugó en inferioridad numérica los últimos minutos del partido después de que Lucas fuera expulsado por una dura entrada a Gian.

Robert dio la victoria definitiva al equipo de Florianópolis, que sube una posición y se sitúa en la casilla 18 con 29 puntos.

El que fuera número uno del tenis mundial y tricampeón de Roland Garros, Gustavo 'Guga' Kuerten, y el tenista brasileño Thomaz Belluci asistieron al triunfo del Avaí, que lucha por no descender de categoría cuando faltan siete jornadas para el desenlace del torneo.

Tras el encuentro, el entrenador del Avaí, Toninho Cecilio, dijo que se trató de una victoria de "importantísima por ser contra un adversario muy calificado" y detalló el resultado como la "victoria de la superación".

En Río de Janeiro, el Fluminense, vigente campeón y quinto clasificado con 50 puntos, cayó derrotado por el Atlético Mineiro que mantuvo a cero su portería con una defensa sólida y logró imponerse con dos tantos de André y Daniel Carvalho al conjunto carioca.

El equipo comandado por el técnico Alexi Stival 'Cuca' dominó al rival, que sufrió en casa, y logró escalar dos posiciones hasta ocupar la décima quinta casilla con 33 unidades.

El duelo entre el Palmeiras, en la casilla 13, y el Figueirense, octavo clasificado, se saldó con triunfo de los segundos por 1-2.

Y el América de Minas Gerais, que jugó con un hombre menos sobre el césped tras la expulsión de Marcos Rocha, empató por 2 a 2 frente al Gremio.

La liga brasileña sigue ajustada en la parte alta de la tabla con los cinco primeros equipos clasificados con firmes posibilidades de llevarse el título.

El Corinthians, líder del torneo con 54 puntos, se medirá este domingo al Internacional con el objetivo de alzarse con la victoria y sacar ventaja a sus rivales inmediatos.

La trigésima primera jornada del campeonato se completa con los siguientes partidos: Sao Paulo-Coritiba, Internacional-Corinthians, Atlético Paranaense-Ceará, Bahía-Vasco, Flamengo-Santos y Cruzeiro-Atlético Goianiense.