DeMarco Murray estableció un récord del equipo al correr para 253 yardas el domingo, incluyendo una anotación de 91 yardas que fue la segunda más larga en la historia del club, y los Cowboys de Dallas batieron 34-7 a los Rams de San Luis.

Los Cowboys (3-3) terminaron enfáticamente una racha de 11 partidos decididos por cuatro puntos o menos.

Los Rams (0-6) jugaron sin el quarterback Sam Bradford y promediaban el menor número de puntos por partido, incluso con él. Así mismo, tienen por mucho la peor defensa contra carreras en la NFL al permitir un promedio de 163 yardas por partido.

El quarterback A.J. Feeley se vio mediocre en su primer apertura desde el 2007 y Steven Jackson corrió para 70 yardas y una anotación. San Luis perdió al tackle derecho Jason Smith y al sustituto tackle defensivo Darell Scott, ambos con lesiones en la cabeza y debieron ser retirados en carrito.