Vasco da Gama de Río derrotó 2-0 al local Bahía y se instaló como líder solitario del campeonato brasileño de fútbol al completarse el domingo la 31ra fecha.

Vasco fue favorecido por el empate de Corinthians de Sao Paulo, su enconado rival por la punta del torneo que igualó 1-1 con Internacional de Porto Alegre.

Felipe y Diego Souza conquistaron los goles de Vasco en el triunfo sobre Bahía, en Salvador.

Inter estuvo largo tiempo en ventaja sobre Corinthians con gol de Nei, de cabeza. Pero cuando el árbitro ya miraba su cronómetro cerca del final, Alex acertó un furibundo tiro libre que le dio el empate al "Timao" corinthiano.

Flamengo se mantiene pisándole los talones a Vasco y Corinthians, pero el domingo perdió algo de terreno el empatar en su casa 1-1 con Santos.

Neymar adelantó a Santos de penal y Deivid anotó el empate.

Botafogo cedió puntos importantes al caer 3-2 ante Avaí como visitante, pero se mantiene también entreverado en la disputa por los primeros lugares.

Robinho, Cleverson y Robert anotaron los goles de Avaí, mientras el ariete uruguayo Sebastián Abreu y Renato consiguieron los descuentos para el equipo carioca.

Otro grande de Río de Janeiro que tuvo una jornada para el olvido fue Fluminense, que se retiró de su propia cancha entre pifias tras caer 2-0 ante Atlético Mineiro. André y Daniel Carvalho le dieron el triunfo el cuadro ganador de Belo Horizonte.

Palmeiras de Sao Paulo no logra remontar de su mal momento, y volvió a perder en casa.

Figueirense lo derrotó 2-1 con goles de Wellington Nem y Julio César. Ricardo Bueno anotó el que de nada le sirvió a Palmeiras, que debido a su mala campaña en el torneo local parece tener puestas sus esperanzas en clasificarse para algún torneo internacional, como la Copa Libertadores.

No fue mejor la fecha para Sao Paulo, que debió conformarse con un empate sin goles con Coritiba, y parece destinado a mirar de lejos la disputa por el título.

En un choque entre equipos amenazados, Atlético Paranaense derrotó 1-0 a Ceará.