El Levante prefiere continuar en el ensueño pues por primera vez en su historia es líder en solitario de la liga española de fútbol, tras ganar el domingo en la casa del Villarreal por 3-0 en la octava fecha del campeonato.

El equipo valenciano aprovechó el tropiezo del Barcelona, que el sábado empató 0-0 con Sevilla, para sumar su sexto triunfo al hilo con dos goles de Juanlu Gómez y uno de Arouna Koné, y de paso ocupar la punta de la clasificación con 20 puntos. Le sigue el Real Madrid, que venció en Málaga por 4-0, con 19, mientras que el Barsa es tercero con 18. El Villarreal, con siete unidades, queda a dos de los puestos de descenso.

Previamente, Roberto Soldado volvió a marcar un gol de última hora y el Valencia rescató el empate 1-1 ante el Athletic de Bilbao en Mestalla.

La igualada permite al cuadro valencianista alargar el invicto en su estadio y mantenerse a un punto del Sevilla, cuarto en la tabla con 16 unidades. El Athletic del argentino Marcelo Bielsa es undécimo y no pierde desde la cuarta jornada.

El Atlético de Madrid sumó su cuarto empate al igualar 1-1 ante el Mallorca con un gol de penal de Radamel Falcao. La igualada lo deja en novena posición con 10 unidades, una más que el Mallorca.

Osasuna truncó la racha invicta de tres partidos del Zaragoza al vencerlo 3-0 en el Reyno de Navarra, y superó al conjunto aragonés en la clasificación.

El Rayo Vallecano dio un paso importante para abandonar la zona del descenso al vencer 2-0 al Betis, mientras que la Real Sociedad y el Getafe empataron 0-0 en San Sebastián, resultado que deja a ambos conjuntos en región peligrosa.

El Levante, con el presupuesto más bajo en la primera división, sigue en estado de gracia y tardó sólo 16 minutos para abrir el marcador en Villarreal, en un contraataque iniciado por "Nano", cocinado por Valdo Lopes y consumado por Juanlu con espectacular volea de zurda.

El equipo local, con la afición inquieta por los malos resultados, acusó el golpe y, pese a dominar la posesión de balón, no encontró hueco por donde quebrar la tupida defensa "granota". Los azulgrana, en cambio, a punto estuvieron de ampliar por vía de Koné y Valdo en sendos contragolpes.

La tercera fue la vencida: Juanlu amplió su repertorio y anotó su quinto tanto en liga al acariciar con el tacón diestro un buen pase de Koné a los 43.

El guión no varió en la segunda mitad, con el Villarreal chocando una y otra vez ante la muralla defensiva visitante y el equipo revelación de la liga, a la carrera en busca del tercero. Y así llegó la puntilla a los 58, con el "Submarino Amarillo" expuesto y la enésima escapada de Koné, que fusiló a Diego López tras sortear al central argentino Gonzalo Rodríguez.

El Valencia salió como tromba ante su afición y contó tres ocasiones claras en los primeros cuatro minutos. El Athletic marcó a los 15 mediante Markel Susaeta, después de que Vicente Guaita atajó los remates previos de Iker Muniaín y Jon Aurtenetxe, pero el gol fue anulado por fuera de lugar inexistente.

El equipo local tuvo que sustituir al lesionado Sergio Canales por el argentino Pablo Piatti y ambos equipos sumaron un poste antes del descanso: Fernando Llorente por los "Leones" y el brasileño Jonás por los "chés".

La reanudación fue un calco del principio del partido: Jonás envió un gran servicio a las nubes y Piatti cruzó en exceso su zurdazo cuando aún no habían transcurrido 10 minutos de juego.

Con Llorente también fuera por lesión, el Valencia dominó la segunda mitad hasta que apareció la figura de Muniaín a los 72, cuando la perla de la cantera vasca batió a Guaita con potente rosca desde fuera del área.

Pero el Athletic pagó el esfuerzo físico y Soldado acudió al rescate a los 89, cuando recibió una gran asistencia del argentino Ever Banega y sorteó de lujo la salida de Gorka Iraizoz, ante el delirio de la afición.

"Al principio no estuvimos bien, luego pasamos a dominar y es probable que nos faltó combinar bien la dinámica entre manejar la pelota e impedir que la manejara el rival", opinó Bielsa, y resaltó que "las lesiones dificultaron las prestaciones del equipo".

El Atlético no había anotado en cinco de sus siete partidos de liga, mientras que los tres últimos goles del Mallorca habían llegado de penal, con un Tomer Hemed infalible que registra una efectividad del 100% en estos tiros de castigo.

El israelí tuvo ocasión de demostrar su confiabilidad al primer minuto, cuando el árbitro señaló una discutida pena máxima por mano del portugués Silvio en el área.

Pero la primera parte acabó como empezó: con un penal, esta vez favorable al Atlético por empujón de Iván Ramis a Falcao. El colombiano convirtió su sexto tanto del campeonato y el partido acabó en tablas.

En Pamplona, Osasuna marcó tres goles al Zaragoza del mexicano Javier Aguirre en menos de un cuarto de hora, pero después ya no consiguió darle efectividad a su ofensiva. Raúl García convirtió a los 18 tras un error defensivo, "Nino" amplió a bocajarro a los 27 y Javad Nekounam cerró la cuenta a los 30.

"No nos salió nada. Osasuna fue superior en todo y no hay más que felicitarles. Jugamos muy mal al fútbol", reconoció Aguirre. "Hay que levantarnos. No ganamos nada lamentándonos y nos urge dar otra imagen".

Pese a su situación delicada, el Rayo sólo ha perdido uno de sus cinco partidos fuera de casa, mientras que el Betis sumó su cuarta derrota seguida tras ganar sus cuatro primeros choques. El guineano Lass Banguoura desniveló con el 1-0 a los 80, y el 2-0 final lo anotó "Koke" de penal a los 88.

En San Sebastián, el metódico martilleo de la Real no logró perforar la meta del Getafe y los donostiarras, que vieron cómo Pedro León estrellaba un balonazo en el travesaño en los descuentos, acabaron dando por bueno el reparto de puntos.

El sábado también registró la primera victoria del Sporting de Gijón en la liga, 2-0 sobre Granada, y el segundo triunfo consecutivo del Espanyol fuera de casa, 1-0 ante el Racing de Santander. El lunes no hay cotejo.